General·Política

Peña Nieto no sería un buen presidente.

Carlos Mota en su columna de hoy en Milenio hace notar que el candidato Enrique Peña Nieto puede ser muy buen presidente.

Escribe C. Mota: “Lo que es cierto es que nadie tiene una prueba fehaciente de que Peña institucionalizará un autoritarismo sutil, como el que existía cuando el presidente dictaba hasta la hora del reloj. Las descalificaciones a Peña, cuando uno las escucha, se sustentan en lo que el PRI ha sido, mas no en lo que el candidato ejecutará. A nadie escucha uno desacreditando sus potenciales acciones de gobierno.”

Sinceramente no estoy de acuerdo con él en absoluto. Más que dudar del posible autoritarismo, lo que preocupa a la población son otras cosas. Primero, no podemos desacreditar sus potenciales acciones de gobierno porque hasta el momento el candidato no nos las ha hecho saber al pueblo mexicano, tan fácil como eso. Y olvidándonos de si el señor Peña sabe o no nombrar tres libros que lo hayan marcado en su vida, desconocer el monto del salario mínimo en México o el costo de un kilo de tortillas -cosas que son reprobables de por sí- me pongo a pensar:

¿Cómo puede ser buen presidente una persona que como gobernador del Estado de México no hizo nada para contener los índices delictivos? ¿Alguien que no pudo controlar el alto índice de feminicidios y que durante su gobierno  incrementó la delincuencia comprobablemente? ¿Alguien que tiene como “padrinos” a Arturo Montiel y Carlos Salinas de Gortari? Entre otras cosas.

Dicen que para muestra basta un botón, y este botón que nos dio Peña Nieto deja mucho que desear.

En otro sentido, hay que aceptar que este personaje tiene buena estrategia de campaña, tiene imagen, carisma y el presupuesto suficiente para impactar lo necesario y mover el voto a su favor, aunque el “producto” no sea de calidad. ¿Cuántas veces nos hemos comido un pastel que luce riquísimo y al probarlo nos damos cuenta que no lo era, que nos equivocamos?

Desgraciadamente las encuestas, cuchareadas o no, muestran al individuo en cuestión con los puntos suficientes para no ser alcanzado de aquí al primero de Julio por sus contrincantes. 13 puntos no son cosa sencilla de escalar para Josefina, ni qué decir de Andrés Manuel, tendrían que hacer algo extraordinario o muy brillante como para llegar a ser una real competencia.

Las campañas inician este próximo 30 de marzo. En este período seremos testigos de guerras sucias y descalificaciones. Veremos a los candidatos hacer circo maroma y teatro para lograr su objetivo. Mis peticiones para los candidatos durante estos 90 días son: Acepten debates en medios, no solamente los del IFE, cuanto más los conozcamos tendremos una idea más certera por quién votar; aquellos que no lo han hecho den a conocer los nombres de quienes integrarían su gabinete y por favor, no se limiten solamente a frases tan trilladas como: “Vamos a hacer de México un país seguro”, díganos cómo lo van a lograr.

Texto publicado en SDPnoticias.com el 28 de Marzo de 2012 – http://tiny.cc/hgfwbw

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s