Publicaciones·Reflexiones y Sueños

Las pasiones que nos mueven.


“Los apasionados son los primogénitos del mundo.” José Martí.

Dicen los que saben que las pasiones no son controlables. Aún más, dicen que cuando eres presa, no hay poder humano o espiritual que te salve. Pasiones bajas, pasiones en búsqueda de poder y autoridad, pasiones que buscan placeres sensuales o emociones.

Una pasión está definida como un sufrimiento o sentimiento, básicamente una emoción muy fuerte hacia algo. Yo no lo llamaría sufrimiento, sino placer, ya que mientras se está apasionado por algo, se disfruta.

Los apasionados por el poder, enfermos, no importando los medios y sobre quién tengan que pasar logran satisfacer su necesidad, esos que se convierten en presas de ellos mismos; muchos de ellos los vemos a diario en los medios de comunicación, políticos y cabezas de grandes empresas que hunden cada vez mas a la nación.

Dicen también que una persona siente pasión por algo o alguien cuando establece una afinidad, y que esto es muy diferente a sentir amor el cual revela una gran carga de afecto; yo difiero, creo que para sentir pasión por algo, hay que amarlo necesariamente.

En mi opinión, las pasiones son las que mueven al mundo, son las que nos motivan diariamente a seguir a pesar de todos los amargos momentos que nos entrega la existencia. Quizá sera la rutina diaria la que provoca que los humanos busquemos constantemente emociones alternas, fuertes, que nos hagan vivir y motivarnos a seguir en este difícil camino.

A muchos les aburre la simplicidad de los momentos sencillos, por lo que buscan llenar ese espacio vacío con constantes entregas de su propia dignidad, a pesar de ellos mismos, a pesar de los que los aman. Esas para mi son las pasiones bajas, las que a pesar de nosotros mismos, son; las que a pesar de provocarnos satisfacción, nos destruyen poco a poco y terminan formando parte de las miserias humanas.

Me gustaría pintar las pasiones de colores. Rojo, para aquella pasión carnal necesariamente o no ligada al amor. Negro, para aquellas pasiones oscuras que no siempre estamos dispuestos a confesar. Azul, para todas esas que nos hacen crecer y desarrollarnos intelectualmente.

En realidad, no creo que sea posible evitar sentirnos entusiasmados o deseosos por algo, pero si somos responsables totales de terminar con esos deseos si son destructivos.

Aquel que no se apasiona no vive, lo digo con conocimiento de causa. Varios años de mi vida los pasé creyendo estar con quien creí que debería estar y haciendo lo que creí que era lo más correcto; pero por fin he hallado lo que me apasiona realmente. Nunca es tarde. Encontrar eso que te mueva es indispensable, si no lo has hecho, permíteme decirte que solo existes, mas no has encontrado ese disfrute, ese sabor de lo espléndido.

Considero la pasión y locura como necesarias. No hay cosa más bella que sentirse apasionado por alguien o por algo y que forme parte de los motivos de tu existencia; pero cuidado, cuando estas pasiones nos esclavizan es cuando perdemos, nos perdemos.

Y a ti ¿Qué pasiones te gobiernan?

Texto publicado en SDPnoticias.com el 28 de Noviembre de 2011 – http://tiny.cc/04v7q

Anuncios

8 comentarios sobre “Las pasiones que nos mueven.

  1. puedo poner lacomida????? jajajajjajajajajajaa esa es bastane obscura, pero que placer mas rico, en verdad! casi casi como el placer pasional!……excelente columna, yo estoy deacuerdisimo que sin pasion, la verdad……no vale la pena vivir, como diria algun guion de pelicula hollywoodense, que no por eso no es verdad, y que no recuerdo exactamente………quiero un amor lleno de locura, pasion, arrebato……y si yo tambien quiero eso! jijijijiji

  2. Liz, eres una apasionada de la escritura y me encanta, felicidades por esta columna, me encanta leerte y me encanta la pasión que pones en cada una. Es verdad, a veces no sabemos cual es la pasión que nos mueve, pero seguimos buscando. Un beso.

    1. Gracias Margot, favor que me haces. En realidad si me encanta escribir, entre otras cosas. Yo como mencionaba, tardé tiempo en darme cuenta qué era lo que me apasionaba realmente, y dejé de hacer lo que solo por inercia hacía. Un abrazo y gracias por leerme.

  3. A mí me apasionan muchas cosas, pero más que nada, el crear, me apasiona crear cosas nuevas, por algo soy diseñador, creo yo.

    Me encanta hacer videos, crear personajes de caricatura, hacer historias, contarles cuentos a mis hijos, y en la cocina también me apasiona crear platillos.

    Las demás pasiones conocidas también me jalan, así como las artes, la música, la pintura….

    Enfin, en mis pasiones a veces puedo ser muy obscuro o rojo carmesí.

    Bueno, genial Liz!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s